Seleccionar página

¿Qué es el Glifosato y qué debes saber?

El glifosato es un compuesto químico que se utiliza en los grandes cultivos, básicamente para la eliminación de arbustos, hierbas y la maleza en general. En términos generales, el glifosato viene siendo lo que conocemos como un herbicida para plantas.

El glifosato, en algunas regiones, también es usado durante la siembra, puesto que sirve también para secar algunos tipos de plantas, además, es muy común su uso en los jardines de nuestras casas, ya que su toxicidad es bastante baja.

Especialsitas en servicios agrícolas

En ciudades también es común el uso del glifosato, sobre todo, en calles, aceras y otras vías de transporte. Se aplica en las aceras, grietas u orificios, con la finalidad de que mantenga a raya y elimine la maleza que puede salir en estos lugares.

El objetivo principal de este increíble herbicida es eliminar las malas hierbas, sobre todo, cuando se trate de grandes cantidades, y su efecto empieza a ser notorio, dependiendo del tipo de planta, en maleza silvestre se da entre 2 y 4 días aproximadamente, y otras plantas, hasta 7 días.

Este herbicida ha tenido mucha aceptación por parte de los cultivadores y dueños de granjas, ya que les ha ahorrado una gran cantidad de trabajo molesto antes de empezar a cultivar los alimentos, de esta manera, han podido emplear este tiempo en otros cultivos.

¿En qué áreas se usa el Glifosato?

Como ya se mencionó, el glifosato también se usa en ciertos cultivos de alimentos que ya tienen tiempo de haber sido sembrados, uno de los cultivos en los que más se aplica es en el de la caña de azúcar.

En las siembras de caña se utiliza, ya que es necesario que la planta se seque para obtener con mayor facilidad el producto, y esto se debe a que las hojas de la planta, al ser muy densas, generan retrasos en el momento de recolectar y ordenar las cañas.

Además, el glifosato también ayuda a incrementar o elevar la concentración de sacarosa en la caña.

En ecosistemas acuáticos, también se aplica este herbicida, y esto se hace con la finalidad de eliminar algas y musgos no deseados, su funcionamiento en este tipo de ambientes es muy efectivo.

En siembras frutales es muy común el uso del glifosato, ya que los árboles frutales, en el momento de ser sembrados, deben estar en un suelo libre de maleza al menos por un año, particularmente, entre las estaciones de primavera y verano.

Por tal motivo, es que en los cultivos frutales se recomienda el uso del glifosato (según la dosis recomendada) cuando está empezando la temporada de otoño, y otra dosis en los últimos días de la temporada de invierno, o al comienzo de la primavera.

Una aplicación bastante importante que se le ha dado al glifosato es la de alterar ciertos cultivos, o lo que conocemos como una modificación genética, esto con el objetivo de que algunos productos resistan a su uso e implementación.

Dentro de los sectores más destacados, que fueron modificados genéticamente para resistir la implementación de este herbicida, están el maíz, el trigo, el algodón, el sorgo, entre otros. De esta manera,a los dueños de cultivos podían combatir y erradicar totalmente la maleza.

Usos Especiales del Glifosato

Debido a su gran eficacia, algunos de los grandes gobiernos del mundo han implementado su uso en la lucha y combate contra las drogas, y es que este herbicida se ha utilizado para eliminar cultivos y sembradíos ilegales de droga.

 Uno de los países que promovió el uso de este potente químico en su lucha contra las drogas fue Estados Unidos, sin embargo no son los únicos, países como Colombia también lo usaron para combatir estas organizaciones y carteles.

El uso del glifosato para combatir las drogas, ha causado gran controversia, por supuestos efectos nocivos para la salud, de las personas que hacen vida en las inmediaciones cercanas a la zona de estos cultivos.

Controversias sobre el Uso del Glifosato

En la unión europea hay una división acerca del uso de este herbicida, algunos estudios que no han sido lo suficientemente certeros, han generado una matriz de opinión en la que aseguran que el glifosato es perjudicial para la salud de las personas.

Pero estos estudios o postulados no han sido totalmente convincentes, de hecho, ha habido varios descubrimientos de falsas pruebas para tratar de manchar la imagen del glifosato. Actualmente, su uso está totalmente permitido siempre y cuando se implemente por un profesional.

Por su parte, en Estados Unidos, la agencia de protección ambiental (EPA) a mediados de los años 90, clasificó el glifosato como un químico de baja toxicidad, luego otros estudios a principios de este siglo concluyeron que no suponía un riesgo para la vida humana.

Es por ello por lo que el uso del glifosato se ha seguido poniendo en práctica en casi todo el mundo, sin generar grandes complicaciones.

Bernardo Muñoz

Bernardo Muñoz

Responsable de Marketing y comunicación en CBH, apasionado del marketing digital y pequeño agricultor. Aprendiendo y compartiendo cada día

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades del sector agrícola?

Déjanos tu e-mail y te enviaremos quincenalmente las publicaciones más destacadas, y te informaremos sobre los eventos y noticias relacionadas con nuestro sector. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo