Seleccionar página

Repilo Plomizo

Una de las enfermedades más comunes en el olivo es el repilo plomizo, la cual, aparece por la defoliación y resequedad que sufre el árbol y que afecta directamente su ciclo de vida, como también las aceitunas que contiene.

Es una enfermedad muy influyente causada por la pseudocercospora cladosporioides. Este hongo tiene la facultad de provocar daños en el árbol, ocasionando pérdida de aceite y deterioros en el fruto.

Especialsitas en servicios agrícolas

La presencia de esta enfermedad es muy poco conocida, pero es considerable y temible para cualquier árbol de olivo, ya que sus hojas muestran deterioros con este hongo. De hecho, en España, uno de los países con mayor cosecha de aceite, registra altas pérdidas al año por el repilo.

Síntomas comunes

Al presentarse el repilo plomizo en el árbol, ocurren ciertos síntomas que se pueden apreciar si se mantiene un seguimiento a su comportamiento.

olivar repilo plomizo hoja

Tal es el caso de la caída de hojas infectadas, provocando que haya debilidad continua y aumentada en el olivo. Por lo tanto, la fotosíntesis en la planta decae y la producción empieza a ralentizarse, pudiéndose llegar a frenar por completo.

Además, este síntoma repercute directamente en su estabilidad, ya que, al no tener hojas, el árbol de olivo es vulnerable  a otros agentes y deterioros en la planta.

Las hojas se secan por lo que no mantienen su estabilidad y se caen, tanto así, que puede apreciarse su decoloración al ver varias de ellas en el suelo.

Otro síntoma a simple vista se presenta en los frutos, ya que pierden su color, por lo que se distingue en su apariencia con facilidad, varios círculos.

El color que se genera en el fruto es marrón, por lo que el daño se muestra mayormente cuando la aceituna inicia su proceso de maduración, provocando que estas manchas se reflejan y dañen la producción.

El sabor de los frutos se deteriora, presentándose la acidez en cada una de las aceitunas con manchas e infectadas, por lo que son desechadas y no aptas para su producción.

Esta infección se mantiene en la planta por medio de las hojas, las cuales hacen más duradera la enfermedad, provocando mecanismos de deterioro que contribuyen a infectar completamente todo el olivo.

Cómo tratar el olivo ante el repilo plomizo

Los fungicidas en el olivo son importantes para la defensa ante este hongo, pues con ellos, protegeremos las hojas, las cuales son la principal fuente del contagio. De hecho, hay dos métodos para los tiempos en donde se propaga esta infección con más fuerza.

Para el olivo, es importante que no se encuentre plantado en lugares donde se encuentra mucha humedad, como arroyos o ríos. Otra forma de mantener saludable el árbol es realizar varios cortes de pasto cercanos a este.

Es importante mantener en buenas condiciones el ambiente y terreno cercano al olivo, para prevenir que se contagie con enfermedades como el repilo plomizo y otras destacadas que efectan considerablemente la producción de las aceitunas.

Bernardo Muñoz

Bernardo Muñoz

Responsable de Marketing y comunicación en CBH, apasionado del marketing digital y pequeño agricultor. Aprendiendo y compartiendo cada día

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades del sector agrícola?

Déjanos tu e-mail y te enviaremos quincenalmente las publicaciones más destacadas, y te informaremos sobre los eventos y noticias relacionadas con nuestro sector. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo