Seleccionar página

Preparación del Terreno

Si queremos poner un cultivo leñoso en nuestra finca, lo primero que tendremos que hacer es la preparación del terreno. Se trata de una etapa primordial de nuestro cultivo, ya que el terreno debe tener las condiciones necesarias para que nuestro cultivo de almendro y olivar prospere.

En CBH somos especialistas en todas las fases necesarias para la puesta en explotación de un cultivo leñoso, desde la preparación y acondicionamiento de los terrenos hasta la posterior recolección de los frutos.

Pasos para la preparación del terreno

Para la plantación de un cultivo leñoso es necesario acondicionar el terreno. Tenemos que hacer una serie de labores previas a la plantación. Aunque es una inversión necesaria y de una cuantía importante, esto solo lo vamos a tener que hacer una vez en la vida de nuestro cultivo, por lo que es conveniente hacerlo de forma profesional y con los técnicos adecuados.

Para que las plantas crezcan bien necesitamos un terreno mullido y poroso con ausencia de obstáculos que impidan el normal crecimiento de las plantas. El terreno tiene que quedar muy fino para que las raíces no encuentren obstáculos cuando se empiecen a extender.

Si el terreno es propenso a encharcarse será necesario nivelar el terreno o alomarlo para que las aguas de lluvia tengan salida y no se hagan charcos que pueden ahogar a la planta.

Para favorecer la infiltración del agua que facilite el drenaje del cultivo y para que haya una buena aireación es necesario hacer una preparación profunda de los terrenos utilizando para ello los arados adecuados.

A nivel superficial, también es necesario un tratamiento de afinamiento y nivelado del terreno, lo que permite el control de las malas hierbas.  

Los trabajos que se realizan en la capa más superficial del terreno son:

  • Descompactar la capa de terreno donde están las raíces.
  • Homogeneizar la capa superficial del suelo.
  • Mezclar en la primera la capa los posibles residuos para facilitar la siembra
  • Descomponer el suelo.
  • Nivelar el terreno.
  • Eliminar las malas hierbas.

 

La preparación del terreno es una tarea técnica necesaria antes de poder a sembrar el cultivo leñoso que hayamos decidido. Previamente habremos hecho un estudio del terreno y un estudio climático para saber si nuestro cultivo va a ser viable.

Todas estas labores relacionadas con la puesta en producción de cualquier cultivo leñoso pueden y deben ser llevadas a cabo por CBH, que cuenta con los técnicos y peones agrícolas especializados para que su cultivo tengo éxito. 

Empresa de servicios agrícolas

Estaremos encantados de ayudarle a
hacer su cultivo más rentable.

Teléfono: 957 81 33 81

    Solicita más información




    He leído y acepto la política de privacidad.

    ¿Te gustara estar informado de todo lo que publicamos en CBH?

    Déjanos tu e-mail y te mandaremos todas las publicaciones, eventos y noticias relacinadas con nuestra empresa. 

    Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo