Las enfermedades de las plantaciones del almendro

Publicado el 12 de febrero de 2018.

Las enfermedades de las plantaciones del almendro

El almendro al igual que otros cultivos sufre diferentes enfermedades. El objetivo de nuestra empresa, como expertos en las plantaciones de almendro, es informar a los agricultores sobre cómo erradicar estas enfermedades que llegan a poner en peligro toda la producción de almendras. Precisamente hace poco tratábamos en nuestro blog cuáles son las plagas más comunes que afectan al desarrollo y crecimiento de las plantaciones de almendro. En esta ocasión, os describimos cuáles son las enfermedades que sufren los almendros.

-Antracnosis. Enfermedad fúngica producida por varias especies. Llega a ser una enfermedad grave durante las lluvias de primavera. La antracnosis afecta a las flores, los frutos, las hojas y las ramas del almendro. Todas las variedades de las plantaciones de almendro son susceptibles de padecer los efectos de la antracnosis.

-Moniliosis. Es una enfermedad producida por un ascomiceto que afecta al almendro y a diversos frutos de hueso como pueden ser el ciruelo o el melocotonero. Entre los síntomas más evidentes en las plantaciones de almendro destaca la seca de las flores que se muestran adheridas en la rama. También puede afectar a diversos frutos ocasionando manchas secas, ovaladas y grises preferentemente en la zona de unión con otros frutos. La realización y posterior aplicación de diversos tratamientos es clave para eliminar los brotes afectados.

-Fusicoccum. Es una enfermedad causada por un hongo que afecta principalmente al almendro y al melocotonero. Los síntomas consisten en una desecación progresiva de yemas, flores y brotes. Es conveniente eliminar las ramas afectadas disminuyendo así las opciones de crear nuevos focos de infección.

-Podredumbre de cuello y raíz causada por Phytophthora. Dependiendo de las condiciones climatológicas y de cultivo, los daños causados pueden llegar a ser muy graves. La solución para erradicar la podredumbre está en un manejo adecuado de los recursos hídricos, principalmente en suelos pesados, evitando encharcamientos prolongados.

-Mancha ocre. Es una enfermedad fúngica muy extendida por los países mediterráneos y de Oriente Próximo que causa notables deformaciones en diversas variedades de almendro. Durante el invierno, el hongo permanece entre las hojas del almendro. Sin embargo, la mayor incidencia se da durante los meses de primavera y verano. La estrategia de control pasa por eliminar las hojas del suelo y la retirada de las hojas.

Podredumbre blanca radicular. Esta enfermedad es muy común entre los países del mundo que cuentan con climas templados. Dentro de los árboles frutales de hueso, el almendro es uno de los más sensibles. Los síntomas más evidentes se manifiestan en la marchitez del árbol o en la defoliación. Se recomienda utilizar material vegetal certificado, libre de patógenos, limitar los riegos, además de usar abones minerales.

-Cribado. Es una enfermedad ocasionada por un hongo que afecta al almendro y a otras especies, tanto cultivadas como ornamentales. Los síntomas pueden confundirse con una toxicidad producida por cobre, herbicidas y otros productos. Afectan principalmente a las hojas, frutos y yemas. La enfermedad se desarrolla con temperaturas superiores a 2-3ªC e inferiores a 27-28ªC.

-Lepra o abolladura. Es una enfermedad de tipo fúngica que afecta profundamente al almendro y a otros árboles como el melocotonero y el albaricoquero. Produce evidentes deformaciones en las hojas dejándolas en forma abullonada. Los primeros síntomas aparecen durante la brotación. El hongo ocasiona una hipertrofia de los tejidos que se traduce en un engrosamiento del limbo foliar.

-Roya. La roya es una enfermedad que causa defoliacilón en el almendro. Sin embargo, la importancia que tiene la roya suele ser escasa. Los síntomas se manifiestan en pequeñas lesiones en las hojas. En general no suele causar grandes daños pero requiere un tratamiento específico para evitar que vaya a más.

-Verticilosis. Ampliamente extendida por Andalucía, la verticilosis afecta a numerosos cultivos (sobre todo al olivo y al algodón), además de producir malas hierbas. En las plantaciones de almendro causa daños tanto en árboles jóvenes como en plantaciones maduras. No existe ningún tratamiento específico para controlar eficazmente la enfermedad. Se deben tomar una serie de medidas concretas como son utilizar material vegetal

-Nematodo de las agallas. Los síntomas que causan son similares a otras patologías que afectan a las raíces. El primer signo es una evidente falta de vigor y de crecimiento. Posteriormente puede verse una defoliación progresiva. La estrategia de control pasa por utilizar plantones certificados y con pasaporte fitosanitario.

-Mancha bacteriana. De todas las enfermedades descritas hasta el momento, la mancha bacteriana es una de las más graves y que mayores daños producen en las plantaciones de almendro. Considerada como una planta emergente (que aún no ha llegado a nuestra comunidad autónoma), la mancha bacteriana requiere una atención destacada para evitar posibles daños irreparables. La estrategia de control incluye la utilización del material vegetal controlado con los correspondientes certificados sanitarios.

Desde CBH somos expertos en la prevención de diferentes enfermedades relacionados con las plantaciones de almendro. Ponemos a tu disposición una amplia selección de productos y técnicas especialmente creadas para erradicar las plagas y las enfermedades que tanto afectan a la rentabilidad de las plantaciones de almendro. Ponte en contacto con nuestro personal técnico especializado para recibir atención personalizada. Te esperamos.

Fuente de la información: Plagas y enfermedades del almendro. Junta de Andalucía.


Deja un comentario