Seleccionar página

Olivo Koroneiki

Existen cerca de 200 variedades de olivo, unas ideales para la producción de aceitunas y otras para la producción de aceite de oliva.

Entre estas últimas, hay un poco más de 10 variedades que se han cultivado por siglos en España, pero la más reciente es el olivo Koroneiki.

Proveniente de Grecia, donde más del 50% de los cultivos son olivares Koroneiki, esta variedad del Olea europeae, se ha extendido a España en las últimas décadas y viene conquistando otras partes del mundo.

Como en todas las variedades, los factores genéticos unidos a las condiciones de suelo y el clima, determinan la producción estable del Koroneiki. Su aceite destaca por su estabilidad y alto contenido oleico, además del apreciado picor y amargor que se siente en el paladar.

Características del olivo Koroneiki

La variedad Koroneiki de la especie olivo, es muy resistente a terrenos áridos, aunque es poco tolerante a las bajas temperaturas.

Por esta razón, es que se ha extendido exitosamente en las costas del Mediterráneo y no se recomienda sobre los 400 m de altitud.

El árbol presenta hojas elípticas muy particulares, cuya característica principal es que son más cortas y estrechas, fácilmente diferenciables de otras variedades de olivo.

Esta es la estrategia de adaptación foliar, que le permite resistir las condiciones climáticas en zonas áridas.

El fruto es más ovalado de lo normal y posee poca pulpa, razón por la cual su uso es principalmente para la producción de aceite y no para el de la aceituna comercial.

Algunos datos sobre el cultivo de olivo Koroneiki

En Grecia, esta variedad representa un poco más del 50% de la superficie del cultivo olivero, ubicándose principalmente en la península del Peloponeso y Creta. Tiene un 15% más de rendimiento en la producción de aceite, con respecto a la variedad arbequina.

Koroneiki se adapta muy bien al sistema de olivar muy intensivo, en las que se logran obtener constantes y elevadas producciones anuales, como también ocurre con la arbequina.

Y es que para las fincas que desean incrementar su producción, lo ideal es el cultivo mixto Koroneiki y arbequina.

La razón de este sistema mixto e intensivo, es que la cosecha de aceitunas Koroneiki, se produce inmediatamente al culminar el período de cosecha de la arbequina, por lo que se mantiene una producción anual más continua.

Por otra parte, esta variedad se caracteriza por tener un alto rendimiento. Cuando se cultiva en setos, puede alcanzar hasta un 20%, unos 3 puntos porcentuales mayores al rendimiento de la variedad arbequina. En Grecia, bajo cultivo tradicional, ha alcanzado rendimientos superiores al 25%.

En cuanto al aceite de oliva que se extrae de estas aceitunas, es uno de los más apreciados por su alta estabilidad y excelentes características organolépticas.

Su sabor es algo dulzón, moderadamente picante y amargo, además de altamente afrutado con tendencia hacia manzana y plátano.

Otros nombres del olivo Koroneiki

En cuanto a otros nombres bajo los cuales se conoce a la aceituna variedad Koroneiki, podemos citar koroni, ladolia, lianolia, kritikia, vaciki y psilolia, como algunos de ellos.

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades del sector agrícola?

Déjanos tu e-mail y te enviaremos quincenalmente las publicaciones más destacadas, y te informaremos sobre los eventos y noticias relacionadas con nuestro sector. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo