fbpx

Olivar superintensivo

Olivar superintensivo

A principios de los años 90 comenzó a proliferar en España un nuevo tipo de plantación, el olivar superintensivo (también denominado “en seto” o “alta densidad”). La modernización del sector agrícola y los precios del aceite de oliva (que se han mantenido altos y estables durante los últimos años) ha motivado que estas plantaciones hayan experimentado un importante incremento en nuestro país.

El éxito del olivar superintensivo reside, ante todo, en la optimización del rendimiento de las cosechas y en la mecanización de los trabajos de recolección y poda.

En la actualidad, en el mundo, encontramos en torno a 100.000 ha. plantadas a través de este sistema, concentrándose en España el 50% del total mundial. Según los expertos, la cosa no ha hecho más que empezar. Juan Vilar, consultor estratégico especializado en el sector oleícola, prevé que para 2030 más del 30% del olivar mundial será superintensivo.

Características del olivar superintensivo

Este sistema de cultivo del olivar requiere de una serie de requisitos de plantación concretos para su correcta puesta en marcha y funcionamiento.

Propiedades de este tipo de plantaciones:

  • Se realizan de forma lineal, siguiendo un orden concreto.
  • La separación de las filas varía, dependiendo del marco de plantación escogido. Esta elección depende de la climatología y la tipología del suelo, que determinará el número de plantas/ha, llegando a plantaciones con una densidad superior a 1.600 plantas/hectárea.
  • La distancia entre las plantas de olivo debe ser de 1 a 1,5 metros.
  • La distancia entre líneos de 3 a 3,5 metros.
  • El tamaño del seto debe ser estrecho (75-80 cm), no muy alto (2,5 metros), con capilaridad lumínica total y alta eficiencia productiva.

plantacion de olivar superintensivo de regadio

Ventajas del olivar superintensivo

El olivar de alta densidad está destinado a convertirse en el sistema de plantación de olivos más utilizado en un futuro no muy lejano, gracias a una serie de beneficios económicos y productivos.

Razones que han motivado el incremento de estas plantaciones, frente al olivar tradicional y el intensivo:

  • Alta producción de aceituna en poco tiempo, sobre todo, durante los primeros años. Se están obteniendo muy buenas cosechas desde el segundo o tercer año de plantación, pudiendo alcanzarse los 12.000 kilos de olivas por hectárea en pocos años.
  • Recolección 100% mecanizada con máquinas cabalgantes. Esto permite abaratar los costes de mano de obra y la llegada de la aceituna a la almazara es más rápida, haciendo que entre rápidamente en producción.
  • Minimización de daños en el árbol y obtención de aceituna limpia de hojas y ramas, gracias al uso de cosechadoras cabalgantes.
  • Alta calidad del aceite (100% virgen extra), al ser toda la aceituna cosechada del árbol.
  • Plantación mecanizada mediante plantadora guiada con gps.
  • Mecanización de la poda.

Solicitar información

 

Necesidades de las plantaciones de olivar superintensivo

La optimización de las labores de cultivo es esencial a la hora de obtener una correcta productividad de las plantaciones de olivar. Entre ellas destaca:

  • Poda: las plantaciones lineales del olivar requieren de un trabajo de poda exhaustivo, para garantizar el tamaño adecuado del olivo, que permita el paso de las maquinas cabalgadoras.
    De esta manera, la poda debe llevarse a cabo tanto en los laterales como en la parte superior de la planta, sin olvidar las ramas bajas. Este trabajo no solo facilitará la labor de recogida, si no que ayuda a mejorar la producción gracias a la renovación de las ramas.
  • Riego: las necesidades hídricas varían en función de cada terreno y de la fase del cultivo en la que nos encontremos, entre otros factores. Para obtener el máximo potencial y sacar toda la rentabilidad a la plantación es necesario conocer en profundidades estos aspectos, para poder desarrollar una estrategia adaptada a sus necesidades particulares.
  • Secano: el olivar superintensivo en secano está limitado geográficamente a zonas con pluviómetro media superior a 400 mm/año.

Plantaciones de olivar superintensivo de CBH

Olivar superintensivo secano

Antes de realizar una plantación de olivar superintensivo es importante realizar un estudio previo de la zona de cultivo, para asegurar la viabilidad del proyecto, así como su correcto funcionamiento y productividad.

En CBH somos expertos en aportar asesoramiento y soluciones agrícolas a medida. ¡Rentabiliza tu cultivo con nosotros!

Solicitar información/presupuesto

Últimas Noticias