Seleccionar página

Micorrizas

La micorriza, es una asociación simbiótica que sucede entre un hongo (el micelo) y la raíz de una planta. Esto origina que los dos crezcan en simbiosis y se beneficien mutuamente.

Esto sucede porque el hongo, es el que se encarga de absorber el agua y  los nutrientes que posee la tierra.

De esta manera, puede proteger las raíces de diferentes enfermedades. A su vez, la planta proporciona al hongo, el azúcar, los aminoácidos y otras sustancias necesarias.

Actualmente, alrededor del 90% de toda la vegetación terrestre, se encuentra en contacto con hongos, esto quiere decir que tienen presentes las micorrizas.

Si no cuentas con el conocimiento necesario sobre esto, puedes adquirir con nosotros, productos afines a precios asequibles.

Estos se adaptan a las necesidades de cada usuario y cultivo en general, los cuales te proporcionarán una mayor presencia de micorrizas en el suelo.

Tipos de micorrizas

Existen 2 tipos de micorrizas, que son:

Endomicorrizas

El micelo se deposita en las raíces de las plantas, formándose de forma intercelular, para después acabar penetrando en las células del sistema radicular.

Ectomicorrizas

A diferencia de la anterior, las hifas no penetran las raíces de las plantas, sino que invaden el sistema radicular y forman una especie de manto, alrededor de todas aquellas raíces que son menos gruesas.

Beneficios de las micorrizas en los cultivos leñosos

La relación entre el hongo y la planta, es muy beneficiosa para ambos. Mientras aumentan las reservas de nutrientes que necesita la vegetación para crecer, los hongos podrán obtener todas las sustancias que requieren

Adicionalmente, se obtienen  otros tipos de beneficios, entre los que podemos nombrar:

  • Aumento de la tolerancia en periodos de sequía y a los terrenos salinos.
  • Incremento de la resistencia al ataque de hongos patógenos, que pueden generar algunas enfermedades en la planta.
  • Mejoría en la absorción de los nutrientes y el agua.
  • Enriquecimiento de la estructura del suelo.
  • Desarrollo óptimo de las raíces, por lo que mejora el crecimiento de la planta, principalmente en suelos con bajos contenidos de nutrientes.
  • Protección contra patógenos radiculares.
  • Destoxificación de metales pesados.
  • Estimulación hacia otros microorganismos simbióticos, para que se integren a la comunidad rizosférica.
  • Favorecimiento de la absorción de iones poco móviles en el suelo, sobre todo fosfato, zinc, cobre y amonio.
  • Aumento en la producción de antioxidantes.

¿Cómo se pueden conseguir  las micorrizas?

Hay acciones que son favorecedoras para la aparición de micorrizas y otras son las que pueden terminar destruyendo el suelo.

Por ello, hay que tener muy claro, que es lo que necesitan realmente los cultivos y saber cómo actuar frente a los inconvenientes.

Cuando se cava o realiza una actividad  directamente en el suelo, se están destruyendo las hifas de hongo.

Por lo que el uso excesivo de fertilizantes químicos, será algo contraproducente y no ayudará a la formación de micorrizas.

Al añadir materia orgánica o abono a la tierra, se estará creando lo que se conoce como un ambiente idóneo, para que se genere una relación entre las micorrizas y las raíces de las plantas.

Aunque en algunos casos, puede suceder que así se realice todo lo posible, para favorecer el desarrollo de micorrizas, esto no sucede.

Esto se debe a que en ocasiones, la simbiosis de la raíz y el hongo, se encuentra limitada de acuerdo a la especie de planta o al tipo de hongo que se posee.

De forma general, existen diversas alternativas agroecológicas, que favorecen el desarrollo de la micorrización, las cuales corresponden a las recomendaciones que se dan, para la conservación del suelo y el agua. Estas son:

  • Realizar una minina labranza del suelo es lo conveniente, tanto en la parte de acondicionamiento, como el hecho de brindarle una atención continúa a los cultivos.
  • Hacer una correcta rotación, asociación y sucesión de los cultivos.
  • Aportar diversas fuentes de energía orgánica al suelo.
  • Mantener los suelos cubiertos, en alternativas de cobertura viva o muerta.
  • No quemar los residuos de las cosechas.
  • Manejos de cuantías de forma mínima, en la dosificación de fertilizantes químicos y pesticidas, sobre todo en fósforo y en los fungicidas.
  • Se recomienda prescindir del uso de fertilizantes químicos.
  • Realizar la inoculación con hongos.

En conclusión, podemos mencionar que las micorrizas, se desarrollan con la única finalidad de  generar beneficios importantes, a los sistemas de producción agrícola que existen en el mundo hoy en día.

Tienes que considerar, que si deseas que el suelo genere el fruto requerido con la mayor calidad posible, se deben de implementar productos con micorrizas.

Puesto que estas, muestran alta plasticidad ecológica, que se manifiesta en todos los cultivos leñosos.

Por ello, es que existen fundamentos de tipo científicos y técnicos, que aseguran que deben ser implementadas cada vez más las micorrizas, en las prácticas agronómicas.

Para mayor información, te invitamos ver en detalle nuestra web o ponerte en contacto con nosotros.

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades del sector agrícola?

Déjanos tu e-mail y te enviaremos quincenalmente las publicaciones más destacadas, y te informaremos sobre los eventos y noticias relacionadas con nuestro sector. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo