Seleccionar página

El marco de plantación

Cada planta necesita de cierto espacio para poderse desarrollar, el cual varía en la medida que crece.

Es por ello que, cuando sembramos semillas o plántulas, debemos tener en cuenta la distancia que debe existir entre cada una y es lo que se conoce como marco de plantación.

Especialsitas en servicios agrícolas

Cada tipo de cultivo tiene su propio marco para plantación, ya que cada uno tiene sus propios requerimientos de espacio.

La elección de un buen marco favorecerá la iluminación, la luz y los nutrientes, se reduce el riesgo de plagas y la propagación de enfermedades.

Tipos de marcos de plantación

Por regla general, se incluyen dos medidas, la primera se relaciona a la distancia que debe existir en cada planta, la segunda se refiere a la distancia entre las hileras que forma el surco.

 De acuerdo con esto, podemos distinguir cuatro formas en las que se puede aplicar el marco de plantar:

Marco de plantación cuadrado

Es el que se emplea con mayor frecuencia. En este tipo de plantación, la distancia entre las plantas y las hileras es exactamente la misma, formando un cuadro más o menos perfecto.

La ventaja de este sistema de cultivo es que el paso entre las hileras y las plantas puede realizarse sin perjuicio de las mismas y en cualquier dirección. La mecanización se hace muy fácil con la aplicación del marco de plantación real o cuadrado.

Marco de plantación rectangular

En esta forma de plantar la distancia que hay entre cada planta y las hileras es diferente. Por lo general, la distancia entre la planta de adelante y de atrás es inferior a la que tienen a los lados.

El ancho de las hileras permite la recolección cuando llega el momento de la cosecha, pero el paso no puede hacerse en todas las direcciones y, por lo tanto, la mecanización se limita a una sola dirección.

Marco de plantación al tresbolillo

En este sistema se colocan tres plantas de manera tal que formen un triángulo equilátero.

Se utiliza con frecuencia para aprovechar mejor el área a cultivar sin afectar a la planta, por lo que la densidad del sembradío es mucho mayor.

Este tipo de marco para cultivo permite el paso en tres direcciones distintas, lo cual ayuda a disminuir la erosión, pero el proceso de mecanización es muy complicado de llevar a cabo.

Marco de plantación cinco de oro

Es muy similar al marco de plantación real, con la diferencia de que en el centro del cuadrado se siembra un quinto elemento.

Tiene la ventaja de poder sembrar una planta de más por cada cuadrado, pero dificulta el paso y la mecanización.

El empleo de este tipo de sistema es muy común cuando se quiere hacer cambio de cultivo y eliminar una plantación ya existente, pero en vez de hacerlo de una sola vez, se siembra en el interior de cada cuadro las plantas nuevas, manteniendo las antiguas hasta que las nuevas produzcan.

Cómo hacer un marco de plantación

Antes que nada debemos saber el espécimen de planta que vamos a cultivar para poder conocer con exactitud la distancia que se debe dejar entre ellas.

Otro aspecto a tener en cuenta es el área de terreno que se va a utilizar para determinar el tipo de marco de siembra a emplear.

Con la ayuda de una cinta de medir y algún elemento que nos sirva de marca, como piedras o ramas, entre otros, iremos realizando la demarcación del punto exacto donde vamos a cultivar cada una de las plantas, dependiendo del tipo de marco para sembrar que hayamos seleccionado.

Bernardo Muñoz

Bernardo Muñoz

Responsable de Marketing y comunicación en CBH, apasionado del marketing digital y pequeño agricultor. Aprendiendo y compartiendo cada día

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades del sector agrícola?

Déjanos tu e-mail y te enviaremos quincenalmente las publicaciones más destacadas, y te informaremos sobre los eventos y noticias relacionadas con nuestro sector. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo