fbpx

Enfermedades del almendro

Enfermedades del almendro

El almendro es uno de los cultivos más extendidos por nuestra comunidad autónoma. El crecimiento de su cultivo ha ido aumentando de forma exponencial hasta alcanzar las 190.469 hectáreas en 2016, según datos de según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos en Cultivos (Esyrce), una cifra que representa un máximo histórico.

Sin embargo, determinar con exactitud los motivos por los que se dan algunas de las enfermedades del almendro más comunes no resulta sencillo. La plantación de almendros sufren con más frecuencia de la deseada el temido efecto de enfermedades y plagas provocadas por diferentes microorganismos. Hoy hablaremos sobre las principales enfermedades del almendro y tratamiento.

El cambio climático, con un paulatino incremento de las temperaturas, está incrementando la duración de ciertas enfermedades y cambiando el calendario de las enfermedades, que complica las tareas preventivas y de actuación.

Algunas de las enfermedades del almendro más frecuentes son las siguientes:

  • Antracnosis. Enfermedad del almendro producida por el ataque de varias especies y que llega a convertirse en grave o muy grave sobre todo durante las lluvias de primavera. La antracnosis afecta sobre todo a las flores y a las hojas del almendro.
    Entre los síntomas más evidentes de esta enfermedad del almendro destaca la aparición de manchas oscuras y de aspecto ovalado en las hojas de la planta. La aplicación de diversos tratamientos es clave para evitar males mayores.
  • Fusicoccum. Enfermedad causada por un hongo que afecta principalmente al almendro y que es evidente en flores y brotes. Es conveniente eliminar las ramas afectadas cuanto antes.
  • Pudredumbre de cuello y raíz. El Phytophthora es el causante de esta enfermedad cuya solución ideal consiste en el manejo optimizado de los recursos hídricos.

Enfermedades del almendro

  • Mancha Ocre. Enfermedad del almendro fúngica causada por un hongo que permanece entre las hojas del almendro. La mayor incidencia de esta enfermedad del almendro se da entre los meses de primavera y verano. La estrategia de control debe incluir la eliminación de las hojas del suelo.
  • Cribado. Los síntomas más notables del cribado pueden generar confusión por la mezcla de herbicidas, cobre y otros productos. Afectan sobre todo a las hojas, frutos y yemas.
  • Lepra o abolladura. Enfermedad fúngica que afecta tanto al almendro como a otros cultivos como son el melocotonero. La lepra genera deformaciones en las hojas deformándolas hasta dejarlas abullonadas.
  • Verticilosis. Es una de las enfermedades del almendro más extendidas en toda Andalucía, además de ser una de las más virulentas. En las plantaciones de este cultivo causa profundos daños estructurales. No existe ningún tratamiento eficaz que pueda erradicarla, recomendándose una serie de acciones paliativas y preventivas.
  • Mancha bacteriana. La mancha requiere una atención destacada para evitar posibles daños irreparables. Las posibles soluciones incluyen la utilización de material vegetal especializado.
  • Brote seco. Es una enfermedad que aparece durante el otoño. Tras producirse la caída de las hojas, este hongo penetra por las heridas que estas dejan, afectando a los brotes de los árboles, impidiendo su correcto crecimiento.
  • Roya del almendro. Se trata de un hongo que aparece cuando hay exceso de humedad. Ataca a las hojas haciendo que aparezcan en ellas hinchazones o bultitos que se transforman después en pequeñas manchas amarillas o rojizas.
  • Moniliosis. Es una enfermedad producida por un ascomiceto que afecta al almendro y a diversos frutos de hueso como pueden ser el ciruelo o el melocotonero. Entre los síntomas más evidentes en las plantaciones de almendro destaca la seca de las flores que se muestran adheridas en la rama. También puede afectar a diversos frutos ocasionando manchas secas, ovaladas y grises preferentemente en la zona de unión con otros frutos. La realización y posterior aplicación de diversos tratamientos es clave para eliminar los brotes afectados.
  • Nematodo de las agallas. Los síntomas que causan son similares a otras patologías que afectan a las raíces. El primer signo es una evidente falta de vigor y de crecimiento. Posteriormente puede verse una defoliación progresiva. La estrategia de control pasa por utilizar plantones certificados y con pasaporte fitosanitario.

Tratamiento  para las enfermedades de almendro:

Existen tres maneras para controlar:

  • Elección de la variedad, esto es importante porque hay enfermedades que atacan más a unas variedades que otras.
  • Medidas culturales: poda, laboreo, cubiertas, abonado, riego, como medidas preventivas.
  • Fitosanitarios: son productos químicos y algunos con registro ecológicos

El sistema de cultivo utilizado tradicional, intensivo y superintensivo también es un factor a tener en cuanta de cara a la acciones preventivas y contra las enfermedades. Se pensaba que en el almendro superintensivo se veía más afectado por  las enfermedades pero se ha demostrado que con un manejo correcto de este sistema no tienen más problemas s.

Erradicar las enfermedades de los almendros es posible si se utilizan los métodos de prevención adecuados. En CBH somos expertos en el desarrollo de soluciones efectivas que garantizan la eliminación total de las enfermedades del almendro. ¿Necesitas ayuda? No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Desde CBH somos expertos en la prevención de diferentes enfermedades relacionados con las plantaciones de almendro. Ponemos a tu disposición una amplia selección de productos y técnicas especialmente creadas para erradicar las plagas y las enfermedades que tanto afectan a la rentabilidad de las plantaciones de almendro. Ponte en contacto con nuestro personal técnico especializado para recibir atención personalizada. Te esperamos.

Solicitar información/presupuesto

 

Últimas Noticias