Seleccionar página

Ayudas a jóvenes agricultores: requisitos y condiciones

Iniciar y desarrollar cualquier tipo de proyecto empresarial es complejo: hay que hacer frente a pagos, proveedores y otros gastos. Y, en los inicios, en la mayor parte de los casos es difícil obtener un nivel de ingresos necesario para asumir todos estos gastos.

El estado y las diferentes comunidades autónomas son conscientes de las dificultades a las que se enfrentan los jóvenes agricultores que se ponen manos a la obra ante una explotación agrícola.

Especialsitas en servicios agrícolas

Por ello lanzan ayudas para jóvenes agricultores con el objetivo de ofrecer al joven agricultor un impulso que le permita alcanzar un nivel de rendimiento óptimo de sus plantaciones y convertirse en un profesional autónomo y que incluso pueda dar trabajo a otras personas.

Qué ayudas se ofrecen para los jóvenes agricultores

Las ayudas para agricultores están destinadas a profesionales de explotaciones agrícolas con menos de 40 años. El objetivo es facilitar la incorporación de estos trabajadores a iniciar su trabajo en el campo a través de plantaciones de distintos frutales o cultivos.

En la actualidad existe un conjunto de ayudas llamada PAC, específicamente destinadas a fomentar y facilitar el trabajo en las explotaciones agrícolas y que desde la Unión Europea se conceden a todos los países que forman parte de la UE.

En concreto, un joven agricultor puede beneficiarse de distintos tipos de ayudas.

Existe una asignación de derechos de pago básico, que es un sistema de ayudas a la renta en relación directa con el número de hectáreas con las que se trabaja. Una vez estudiadas todas las condiciones, se concede esta subvención de manera anual.

Otra opción para agricultores jóvenes es la ayuda adicional de la Reserva Nacional de derechos de pago básico y, por último, existe una tercera vía que es la de las ayudas para jóvenes en el marco del segundo pilar.

Todas estas opciones están fomentadas por la Política Agraria Común de la Unión Europea y para ser beneficiario de ellas, además de ser un joven agricultor, hay que cumplir una serie de requisitos marcados por la ley.

Qué requisitos y condiciones deben cumplir los jóvenes agricultores para obtenerlas

En primer lugar, y como ya ha quedado claro, se trata de ayudas que están destinadas a jóvenes agricultores. Esto quiere decir que solo puede beneficiarse de ellas un trabajador agrícola con menos de 40 años de edad.

Además, el solicitante deberá acreditar que cuenta con conocimientos para trabajar en una explotación agrícola y estar especializado en el ámbito agrario que va a llevar a cabo y por el que debería recibir el apoyo de estos planes de fomento del trabajo en el campo.

Son, por tanto, ayudas para aquellos que van a convertirse en responsables de la explotación agraria por primera vez o que no estén al cargo de ella desde hace más de cinco años. Esto es así porque la naturaleza de estas ayudas es la de impulsar a esos emprendedores que se disponen a iniciar un proyecto por primera vez y necesitan ese primer empujón para no abandonar.

Precisamente por ello, estas ayudas a jóvenes agricultores tampoco se conceden a personas que durante los 5 años anteriores a la considerada como fecha de su primera instalación haya trabajado en algo relacionado con la actividad agraria.

En el caso de tratarse de una empresa, y no un trabajador autónomo, el joven agricultor debe ser quien solicita el derecho a los pagos de la UE. Una o varias personas que cumplen con el perfil de joven agricultor deben ser los encargados de la explotación en este caso.

Si por el contrario la empresa está participada de otras personas que no son jóvenes agricultores, aquellos que cumplan con el perfil podrán beneficiarse de las ayudas, siempre que pueda acreditar todos los demás requisitos.

Cómo puedes solicitar la ayuda

El proceso para solicitar las ayudas a jóvenes agricultores es sencillo y se realiza en una solicitud única.

El primer paso es preparar toda la documentación necesaria para acreditar que se cumple con el perfil para recibir las subvenciones. Esto se presenta a la comunidad autónoma donde se trabaja, que se encargará de enviarla al organismo que gestiona la concesión de ayudas, el Fondo Español de Garantía Agraria.

Realizado el estudio y concedidas las ayudas, cada comunidad autónoma comunicará a las personas que logran la ayuda que han sido beneficiarias de la misma a través de carta, e-mail o con la publicación en los boletines oficiales de la comunidad.

Todas estos esfuerzos tanto de la Unión Europea como de los países y, en el caso de España, de las comunidades autónomas están enfocados a propiciar un relevo generacional en el ámbito laboral de las explotaciones agrarias. Algo que en España es especialmente importante, pues esta labor del sector primario es uno de los motores económicos del país.

Ser joven agricultor hace posible beneficiarse de todas estas ventajas que en muchas ocasiones son imprescindibles para iniciar un proyecto que sin esa inyección económica sería imposible.

Bernardo Muñoz

Bernardo Muñoz

Responsable de Marketing y comunicación en CBH, apasionado del marketing digital y pequeño agricultor. Aprendiendo y compartiendo cada día

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustara estar informado de todo lo que publicamos en CBH?

Déjanos tu e-mail y te mandaremos todas las publicaciones, eventos y noticias relacinadas con nuestra empresa. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo