Seleccionar página

Arañuelo del olivo

El arañuelo del olivo, es el nombre que se utiliza para hacer mención a este tipo de plaga específica en el olivo, científicamente conocida como Liothripsoleae.

Son pequeños insectos que miden pocos milímetros y se identifican fácilmente debido a que causa daños morfológicos en las hojas del olivo tras su picadura, provocando decoloraciones que hacen que las hojas luego se sequen y caigan al suelo.

Especialsitas en servicios agrícolas

Además de reducir su crecimiento y desarrollo, las hojas y frutos serán más pequeños y deformes, lo que hace necesario aplicar un tratamiento para eliminar el arañuelo del olivo.

Características del arañuelo del olivo

Este tisanóptero mide entre 2-3 mm de longitud en estado adulto y es de color negro. Muestra una silueta muy alargada, alas con flecos y sus antenas se componen de 8 segmentos.

Por su parte, las ninfas son de colores claros (blanquecinas) al principio y luego se tornan a un color naranja. Además, tienen un aparato bucal de succión punzante.

Asimismo, se desarrollan en 3 generaciones anuales: primero pasan el invierno como adultos en galerías abandonadas de barrenillos o refugios y luego salen en días calurosos del invierno y se alimentan sobre brotes bajo la corteza.

Cuando finaliza el invierno, inicia la primera de las 3 generaciones, que se estima que sean entre 30 a 44 días. En este caso, las ninfas son móviles y chupadoras de savia de brotes jóvenes y hojas tiernas del olivo.

Por su parte, el período estival se produce en la segunda generación y como son muy sensibles, en horas de mayor temperatura buscan un refugio.

Aunque el daño generalmente se extiende a los frutos, posteriormente al finalizar el verano inicia una tercera generación.

Además, se sabe que en condiciones particulares de elevada humedad y temperatura, también puede iniciarse una cuarta generación.

Tratamientos para el arañuelo del olivo

Este arañuelo juega un papel importante y de gran interés agrícola, sobre todo en  España, Italia y Grecia, por el daño considerable que produce a los cultivos de olivo.

Una gestión adecuada de la leña de poda, podría reducir la extensión e intensidad de la plaga, además que se deben seguir las medidas específicas de prevención.

Como alternativa de tratamiento, las trampas cromáticas son ideales para utilizarse para la detección de los adultos en la zona.

La aplicación de insecticidas es otra opción que se puede realizar contra los adultos y ninfas, siempre y cuando se sigan y respeten las indicaciones sobre las dosis.

Preferiblemente, se deben aplicar en días soleados, que es cuando muestran mayor actividad los arañuelos del olivo y salen de los refugios.

De presentarse casos de infestaciones grandes, pueden realizarse tratamientos con productos químicos, aunque se recomienda utilizarlos cuando los arañuelos están en estado de adulto y al final del invierno, cuando las temperaturas llegan al menos a 15 °C.

Por otro lado, para minimizar el uso de productos químicos, se deben considerar todas las medidas de prevención, como mejor alternativa al control químico.

Daños ocasionados por el arañuelo del olivo

Los daños son producidos por las picaduras de estos insectos. Primeramente se producen en brotes apicales y luego se extienden a las flores y  frutos.

Además, pueden provocar daños considerables, deformaciones y entrenudos cortos en las hojas de los brotes jóvenes, tanto en la etapa adulta del insecto, como por las ninfas.

Conocidos por ser insectos especialmente chupadores de sabia, pican en las yemas e inyectan toxinas a la planta, que a su vez detiene su crecimiento.

Del mismo modo, deforman los órganos afectados, ocasionado gran deformidad en las hojas, por lo que estas  adquieren formas retorcidas y sinuosas.

Cuando hay un fuerte ataque y el nivel de plaga es importante, se disminuye considerablemente el vigor y a su vez se detiene su crecimiento, llegando a afectar a la cosecha, deteriorándolas o abortándolas.

Además, también ocasiona frutos igualmente deformes, y pequeños, con brotes cortos y hojas pequeñas.

Bernardo Muñoz

Bernardo Muñoz

Responsable de Marketing y comunicación en CBH, apasionado del marketing digital y pequeño agricultor. Aprendiendo y compartiendo cada día

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te gustara estar informado de todo lo que publicamos en CBH?

Déjanos tu e-mail y te mandaremos todas las publicaciones, eventos y noticias relacinadas con nuestra empresa. 

Se ha registrado con éxito, recibirás información en su correo