Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Vale Leer más

Por qué el almendro es la apuesta del 2017

Publicado el 20 de diciembre de 2016.

Por qué el almendro es la apuesta del 2017

El año 2017 se presenta interesante para el mundo de la agricultura: nuevos movimientos en el mercado, retos y desafíos derivados del cambio climático y la irrupción de nuevas técnicas que facilitan los procesos con las que se obtienen nuevos resultados. Pero también cultivos que llegan para quedarse, que ya eran conocidos pero que aspiran a convertirse en una de las mejores inversiones para los próximos años. Uno de ellos es sin duda el almendro.

La apuesta por el almendro es evidente, ya que el número de conversiones en favor de este cultivo ha crecido hasta el punto de que hay quienes aseguran que España es el segundo productor mundial de almendra, sólo por detrás de Estados Unidos. Y además, todo apunta a que su presencia en terreno español seguirá creciendo. El presidente de la Sectorial de Frutos Secos en España, Juan Cantavella, lanza sus previsiones en una entrevista a diario El Mundo: “En España pasaremos de contar con alrededor de 500.000 hectáreas de almendro a tener entre 550.000 y 600.000 en la campaña 2017-2018″. En Andalucía, además, se está produciendo en hectáreas de regadío, tal como explica Cantavella.

Así, los datos confirman que el almendro es el segundo cultivo en Andalucía después del olivar. Según datos de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Granada es la provincia con más producción de almendra de Andalucía, con 21.000 toneladas de media en los últimos cinco años; seguida de Almería, con 11.000, y Málaga, con 3.800.

Plantaciones intensivas de almendro realizadas por CBH.

Plantaciones intensivas de almendro realizadas por CBH.

¿Pero, por qué la almendra es una buena inversión?

La almendra ha disparado su demanda entre los consumidores en los últimos años gracias al interés por la buena alimentación y a los estudios que aconsejan este fruto seco para un estilo de vida saludable. De esta manera, se ha multiplicado el consumo no sólo de la almendra en sí misma sino también de la cantidad de productos que se derivan de ella (desde leche de almendra hasta harinas). Además, a todo ello se añade su demanda en subproductos como ingrediente en la elaboración de dulces y recetas (laminados de pastelería), en productos cosméticos o en una de sus formas más tradicionales, como son los turrones en época de Navidad y que ha llevado a muchas empresas turroneras a adquirir grandes hectáreas para la plantación de almendro.

Como decíamos, Estados Unidos, en concreto el estado de California, domina la producción mundial de almendra. Pero es evidente que aunque su monopolio marque las pautas del mercado de la almendra, por sí sola será incapaz de responder a una demanda que crece cada vez más.

Y además hay que tener en cuenta un punto importante: los nuevos mercados en el este de Asia (especialmente China e India) están bastante interesados en la almendra, lo cual puede incrementar aún más la demanda, ya que son zonas con una altísima masa de población. Es cierto que culturalmente carecen de tradición de consumo, pero la población tiene el suficiente poder adquisitivo para incorporar este producto a su dieta. En cualquier caso, Asia tiene puesto el ojo en la dieta mediterránea y ello implica productos de nuestros interés como el aceite de oliva y la almendra.

¿Cómo hacer frente a una producción tan exigente? Una de las mejores ideas es apostar por las plantaciones intensivas. En el caso del almendro, al igual que en otros como el olivar, esto se traduce en un alto potencial productivo, con un mayor grado de mecanización y otras muchas ventajas.

Una de las plantaciones de almendro realizadas este año por CBH,

Una de las plantaciones de almendro realizadas este año por CBH,

Y para terminar, un consejo

En un trabajo sobre la creciente demanda de la almendra, el expresidente del Consejo Sectorial de Frutos Secos de CCAE, José Luis Albacete, aconsejaba “cuidar el mercado”. En este sentido, habría que “hacer propaganda de nuestras variedades, con datos objetivos que demuestren un mejor sabor”. Sin duda, la almendra española encontrará la forma de diferenciarse. No en vano se está convirtiendo en una de las mejores opciones para el campo en la actualidad.

 

Más información:

Nuestro post sobre Tipología de almendras.

Información sobre plantaciones de almendro.


Deja un comentario