Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Vale Leer más

El Plan Director del Olivar: una apuesta necesaria por el olivar andaluz

Publicado el 20 de marzo de 2015.

El Plan Director del Olivar: una apuesta necesaria por el olivar andaluz

El sector del olivar está de enhorabuena. El próximo viernes 27 de marzo entrará en vigor el Plan Director del Olivar, tras su aprobación por el Consejo de Gobierno y posterior publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Esta iniciativa supone una inyección de capital de más de 304 millones de euros hasta 2020. La agricultura es para la comunidad autónoma de Andalucía una de las principales fuentes de riqueza, además de un soporte económico para centenares de familias que desarrollan trabajos directos e indirectos relacionados con la producción agrícola.

Como empresa líder en la plantación de olivar intensivo, plantación de olivar superintensivo y plantaciones de olivar, CBH comparte con vosotros esta buena noticia. El plan tiene como objetivo fundamental mejorar la sostenibilidad, el liderazgo y la competitividad de un sector prioritario en Andalucía. También incluye el Programa de Desarrollo Rural (PDR) para el período 2014-2020, y un subprograma específico para el olivar con una financiación aportada por la Administración Central, el Fondo Europeo de Desarrollo Rural y la Junta de Andalucía. Por cantidades, el Gobierno de Mariano Rajoy ha destinado 22 millones de euros, mientras que Bruselas ha dado 231 millones, frente a los 51 millones de euros procedentes del erario público andaluz.

 

Plantaciones de olivar intensivo

 

Esta iniciativa, recogida dentro de la Ley del Olivar de Andalucía, incluye cuatro bloques. A saber: explotaciones agrarias, industrias, mercados, formación e inversión en I+D+i y mejora de la gestión de los territorios del olivar. La inyección de capital estará focalizada en aquellas comarcas, pueblos y pedanías andaluzas donde la producción de aceite de oliva es clave para el mantenimiento de la economía local. Otro de los objetivos más ambiciosos del plan es la transformación y comercialización de varios productos. La nueva versión de la Ley del Olivar reorienta el reparto de los recursos para facilitar una cobertura total a los olivareros y los territorios andaluces más necesitados. Uno de los puntos de máximo interés para la Junta de Andalucía y para la Consejería de Agricultura y Pesca es la puesta en marcha de un programa específico para analizar el olivar en pendiente, con importancia máxima para evitar la erosión y la pérdida de nutrientes de los suelos. El olivar contará en los próximos cinco años con un ayuda del 28% del presupuesto establecido, repartiéndose en unas 69.000 hectáreas de cultivo y 10.000 explotaciones.

  • El olivar ecológico andaluz: un compromiso con la calidad

El Plan Director del Olivar tampoco olvida el cultivo ecológico. La Junta de Andalucía ha destinado una parcela presupuestaria a este método de producción garantizado la calidad de los cultivos, la no erosión de los suelos y el mantenimiento de un sistema de trabajo sostenible con el medio ambiente y con los recursos naturales. Las partidas mayores del plan irán destinadas al apoyo de las inversiones en activos físicos para afianzar la competitividad del sector. Este capítulo también incluye medidas para modernizar las instalaciones agroindustriales, la optimización de la eficiencia energética, la mejora de la comercialización del aceite de oliva, el aumento de la dimensión en las estructuras productivas o el apoyo a la internacionalización empresarial. En ese sentido, el Gobierno de Susana Díaz mantiene un compromiso con la formación y la promoción en la Unión Europea de aceites y aceitunas producidas en Andalucía.

Junto a las directrices anteriores, la nueva planificación recoge líneas de apoyo a inversiones para modernizar infraestructuras agrarias (caminos y regadíos, principalmente), incentivos para la creación de planes de emergencia ante catástrofes o inclemencias meteorológicas, además de ayudas a zonas con limitaciones específicas e incentivos al relevo generacional del olivar. Este paquete de medidas resalta la importancia de la agricultura en Andalucía. Nuestra comunidad autónoma produce el 40% de de la totalidad del aceite de oliva en el mundo. Con más de 1,5 millones de hectáreas y 320.000 explotaciones, Andalucía concentra la tercera parte del olivar europeo y el 20 por ciento de la producción mundial de aceituna de mesa. Las exportaciones del sector representan el 21 y 7 por ciento del total de ventas de productos agroalimentarios.

Precisamente Andalucía es líder en el mercado internacional gracias al empuje dado por el aceite de oliva y la aceituna. En palabras de la Consejera de Agricultura y Pescas, Elena Víboras: “dos de cada cinco litro de aceite que se consumen en el mundo salen de Andalucía”. El olivar andaluz ha demostrado ser una industria rentable, eficiente y adaptada a nuevos ciclos productivos. El año pasado se exportaron más de 840.000 toneladas de aceite de oliva virgen extra. Los principales compradores del oro líquido son Estados Unidos, Japón, China, Reino Unido y Australia. Las provincias de Córdoba, Jaén, Sevilla, noroeste de Granada y norte de Málaga son alguno de los territorios con mayor número de olivo por hectárea.

A nivel local, Córdoba es la segunda provincia productora de aceite de oliva de España, con 347.000 hectáreas. Aporta el 23 por ciento de la producción andaluza y el 20 por ciento del total nacional. El año pasado, Córdoba exportó más de 224.700 toneladas, un 78 por ciento más que en 2013. Es la provincia con más denominaciones de origen de aceite de oliva (Baena, Lucena, Montoro-Adamuz y Priego de Córdoba), y la que posee una mayor superficie de olivar ecológico, más de 21.000 hectáreas, el 40 por ciento del total andaluz. Recuerde que si tiene plantaciones de olivar o plantaciones de almendro y necesita ayuda, asesoramiento o recomendación específica de algún producto para mejorar la productividad de su cultivo, puede acudir a CBH, empresa especializada en diferentes tipos de plantaciones pero también en sistemas de riego y en productos fitosanitarios.


Deja un comentario