Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Vale Leer más

María José Jiménez, directora de CBH API Integra: “Siento que estoy creciendo profesionalmente”.

Publicado el 13 de octubre de 2016.

María José Jiménez, directora de CBH API Integra: “Siento que estoy creciendo profesionalmente”.

María José Jiménez es ingeniera agrónoma y trabaja en CBH desde el año 2012, actualmente desempeña el cargo de directora técnica de la API, un trabajo que la lleva a trabajar con más de 70 agricultores, asesorándoles sobre la competencia de los olivos, realizando muestreos, seguimiento de plagas y sus tratamientos correspondientes, y la elaboración de programas de abonado, cuadernos de campo… todo bajo la norma de la API. Pero principalmente este trabajo la lleva donde ella siempre quiso trabajar: el campo.

¿Cómo decidiste dedicarte a esto?
A mí me encantaba el dibujo técnico, yo quería ser arquitecta. Pero soy de Córdoba, no podía estudiar fuera, y me quedé aquí estudiando y lo más parecido era Ingeniería Agrónoma. Elegí esa carrera porque además me gusta mucho el campo.

El campo es un sector tradicionalmente masculino. ¿Sabes si tus compañeras de por aquel entonces ejercen como ingenieras?
Bueno, la gran mayoría se han preparado oposiciones o están trabajando para empresas adscritas a la Junta de Andalucía.

¿Y tú? Háblanos un poco de tu trayectoria.
Después de la carrera tardé 6 meses en encontrar mi primer trabajo, que se basaba en la defensa de la API. Eran sobre todo reuniones: con sanidad vegetal, con políticos… Pero yo quería salir al campo.

En este punto, me gustaría recordar a dos personas que me ayudaron muchísimo en mis inicios: Milagros Saavedra, que me dio la oportunidad de estudiar y estar en el campo. No hay quien me enseñara de malas hierbas como me enseñó ella; y a Manuela Martín, que fue presidenta de ARA y que me enseñó un poco cómo eran los hombres en el campo y cómo debía trabajar ahí.

Después me enteré que en CBH buscaban personal para su API, así que eché curriculum, pasé la entrevista y me marché.

Fui la primera técnico mujer en CBH, ¡eran todos hombres! Pero estoy muy agradecida a CBH de por fin poder trabajar de lo que me gusta. Pasaron siete años desde que acabé la carrera hasta que por fin pude trabajar de lo que quería: en el campo. Además siento que aquí estoy creciendo. ¡Empezamos con 3000 hectáreas y estamos ya en el doble!

¿Alguna vez has tenido alguna experiencia en la que hubieras notado recelo o desconfianza por que eres mujer?
Sólo una vez. Pero en general, he tenido cero problemas en el campo y con los compañeros. Mi puesto me da la oportunidad de estar en el campo, que es lo que yo quería hacer. Como mujer, sí intentan al principio que te quedes un poco más en la oficina, porque a los hombres de campo les gusta estar en el campo, no quieren trabajo de oficina, es normal. Es cierto que el trabajo de oficina hay que hacerlo pero ¡yo también quiero salir! Ahí es donde hay que sacar un poco de genio, si salir afuera es lo que tú quieres.

En el ámbito universitario, las mujeres que estudian Ingeniería Agrónoma se han incrementado y ya componen en muchos casos la mitad del alumnado. ¿Qué les dirías a esas chicas?
Pues que tengan muy claro su objetivo. Y que hagan oídos sordos de tonterías que les puedan decir, que tengan la cabeza alta siempre. Y creyendo en lo que realmente les gusta y saben. Que crean en sí mismas.

CBH Y LAS MUJERES

Jiménez es la primera de varias mujeres que se han incorporado en los últimos años a CBH. En sus propias palabras “me gusta trabajar en el campo con mujeres, reconozco que lo prefiero, aunque tradicionalmente parezca que las mujeres nos vemos entre nosotras como competencia. He tenido varias becarias y becario estupendos y al final una de ellas se ha quedado con nosotros”.

En cuanto a conciliación, la directora de la API se muestra satisfecha: “Sí se dan facilidades en esta empresa. Tengo dos hijas y si tengo una reunión del colegio, voy, siempre que deje hecho mi trabajo. Además pienso que trabajar en el campo te facilita más los horarios que una oficina de cara al público, por ejemplo. Yo estoy muy a gusto aquí”.

La apuesta de CBH por las mujeres dentro de su equipo técnico es notable: “La última chica que hemos contratado para las plantaciones de almendro hizo la entrevista de trabajo embarazada, y su contrato comienza en 2017.”


Deja un comentario