Las fases de un proyecto de plantación tanto en olivar como en almendro.

Publicado el 11 de marzo de 2018.

Las fases de un proyecto de plantación tanto en olivar como en almendro.

Como empresa experta en plantaciones de olivar y almendro de alta densidad e intensivo, en CBH somos muy conscientes de la importancia que tiene la preparación del terreno en la que se harán futuras plantaciones de cultivos. Lejos de ser un factor baladí, la correcta adecuación del lugar en el que se darán las extensiones de cultivo se convierte en un factor clave. Desde CBH trabajamos con un sistema propio denominado “llave en mano”. Realizamos todo el proyecto de inicio a fin sin necesidad de subcontratas, diferenciando varias fases como son:

1.Informe técnico de viabilidad. En este documento se analizan las condiciones del terreno incluyendo diversos aspectos esenciales como son la adecuación del tipo de suelo al cultivo, el coste de realización del trabajo, los plazos estimados y los efectos que se lograrán.

2. Levantamiento topográfico y mapa de suelos. Analizamos las características de cada finca para realizar el diseño más adecuado.

3. Pre-diseño y business plan del proyecto. Esta fase de pre diseño o diseño inicial es una de las más importantes de cuántas existen. Se analizan factores como la rentabilidad económica del trabajo y las posibilidades de crecimiento del proyecto a medio-largo plazo.

4. Preparación del terreno y evacuación de aguas pluviales. Realizadas las otras fases previas, la preparación del terreno no podría entenderse sin la adaptación de la tierra a las aguas pluviales. Este proceso es clave para garantizar la perfecta integración del cultivo en la superficie disponible evitando así situaciones producidas por estancamientos de agua.

Fases preparación cultivo plantaciones de olivar y plantaciones de almendro

5. Diseño e instalación de sistemas de riego. El diseño e instalación de sistemas de riego es imprescindible para optimizar el potencial de los cultivos, lo realizamos en función a las necesidades de cada cultivo adaptado a la explotación.

6. Suministro energético y automatización. La automatización del riego es esencial para garantizar la dosis de agua necesaria en cada momento del ciclo del cultivo.

7. Plantación mecanizada (GPS). Desde CBH también nos encargamos de la mecanización de las plantaciones. Desde hace años, la introducción del sistema mecanizado o GPS no hace sino mejorar el resultado de los cultivos.

8. Dirección técnica post plantación. Una vez que todo el proceso de “llave en mano” ha sido puesto en marcha, es el momento perfecto de establecer una dirección técnica post plantación, es decir, una organización basada en el seguimiento y puesta en marcha de diversas acciones que garanticen la perfecta viabilidad del proyecto.

Como ves, en CBH somos expertos en la preparación del terreno adaptándonos a las necesidades concretas que presente el territorio. Ponte en contacto con nosotros y descubre por qué somos diferentes. ¡Te esperamos!


Deja un comentario