Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Vale Leer más

Dos curiosas aplicaciones del olivo

Publicado el 22 de septiembre de 2016.

Dos curiosas aplicaciones del olivo

El olivo quizá sea uno de los árboles más completos que jamás hayan existido. Quizá por eso muchas culturas antiguas lo consideraban mágico, curativo, sagrado, poderoso. El olivo en sí mismo presenta muchísimas aplicaciones, ya que puede aprovecharse desde su madera hasta el hueso de su fruto.

El aceite de oliva es posiblemente el producto derivado del olivo que tiene más fama (y bien merecida), ya que cada vez se le encuentran más propiedades beneficiosas para la salud. Gracias a él probablemente el olivo se ha convertido en uno de los cultivos más rentables, expandiéndose su plantación no sólo por el Mediterráneo, como es tradicional, sino también a otros puntos remotos del planeta como Estados Unidos, Australia o algunas zonas de Latinoamérica. Sin duda, eligiendo la variedad adecuada y un modelo de producción acorde, el olivar es rentable.

No obstante, más allá de la famosa vertiente culinaria o gastronómica, el olivar cuenta con otras facetas quizá más desconocidas, pero muy interesantes, que pueden abrir en un futuro nuevos campos para la plantación de olivar.

Infusión de hojas de olivo

Desde hace pocos años, se estudian los beneficios de las hojas del olivo para su uso terapéutico. En consecuencia, los herbolarios, amantes de los tés y tiendas especializadas en estos productos cuentan desde hace un tiempo con hojas de olivo para infusión. Con un gran poder antioxidante, están especialmente recomendadas para combatir la hipertensión y favorecer el sistema cardiovascular.

La infusión puede tomarse sola o bien acompañada. Así, las hojas de olivo se han incorporado al mundo de las tisanas hasta convertirse en ingredientes gourmet: en el mercado pueden encontrarse tés que se acompañan de hojas de olivo y rosas, naranja, canela o hibisco.

El olivo como decoración en bodas

La elegancia de las ramas de olivo ha ocupado desde el adorno del hogar  hasta más recientemente, la de bodas. Las civilizaciones antiguas mediterráneas ya interpretaban la decoración con ramas de olivo como algo sagrado, eventual y muy especial. Varios siglos después, el olivo se ha convertido en elemento conductor de muchas bodas en zonas de Andalucía, Castilla e incluso Madrid.

Sus reminiscencias campestres a la par de sofisticadas lo convierte en una de las plantas más de moda en la actualidad para este tipo de eventos. Su versatilidad le permite estar presente tanto en los peinados como en los ramos de la novia pasando por las mesas, convirtiéndose así en uno de los elementos preferidos.

El verdadero potencial

Por supuesto, el AOVE y las aceitunas de mesa son los productos con más proyección del olivar. Las plantaciones superintensivas continúan siendo las más indicadas para este modelo de producción, aunque como acabamos de ver, siempre cabe la posibilidad de darle otro tipo de rendimiento al olivar, ese árbol que para muchos supone un estilo de vida y que jamás deja de darnos sorpresas.

 

Fuente de la imagen: Hogarmania


Deja un comentario