Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Vale Leer más

Aceite de oliva: calidad de origen y reciclaje

Publicado el 10 de diciembre de 2015.

Aceite de oliva: calidad de origen y reciclaje

Griegos, romanos, fenicios o cartagineses descubrieron las bondades del aceite de oliva en la salud. Las diferentes culturas y civilizaciones que  poblaron España sembraron plantaciones de olivar por toda la Península Ibérica obteniéndose enormes cantidades del oro líquido. Base de la dieta mediterránea, el aceite de oliva goza de fama y prestigio internacional. De Oriente a Occidente pasando por Asia y Oceanía, el aceite de oliva rompe fronteras y llega a los hogares de todo el mundo. El aumento del consumo se debe a las múltiples propiedades que tiene el aceite de oliva para el organismo. Diferentes estudios e investigaciones realizadas en centros de prestigio nacional e internacional así lo avalan. Consumido con moderación, el aceite es un aliado indiscutible para luchar contra el colesterol mejorando la salud cardiovascular, además de ayudar a combatir la aparición de ciertos tipos de cánceres debido al ácido oleico. Por si fuera poco, el aceite de oliva contiene polifenoles, escualeno y antioxidantes, entre otras propiedades.

España es el país con mayor número de plantaciones de olivar, plantaciones de olivar intensivo y plantaciones de olivar superintensivo. Nuestro país lidera la producción mundial de aceite de oliva, por delante de otros países tradicionalmente productores como Italia, Portugal, Grecia o Túnez. A nivel nacional, Andalucía es la comunidad autónoma con mayor número de hectáreas dedicadas a las plantaciones de olivar, plantaciones de olivar intensivo, plantaciones de olivar superintensivo  y olivar GPS. La producción andaluza lidera, año tras año, el total nacional de aceite de oliva virgen extra y lampante producido en todo el país. Precisamente, para mantener un compromiso inalterable con la calidad, la excelencia y los consumidores surge la etiqueta Denominación de Origen Protegida: Calidad garantizada, otorgada por la Junta de Andalucía. Este sello garantiza que el aceite de oliva tiene una calidad única y que ha sido producido con un compromiso de eficiencia energética, respetuoso con el medio ambiente y con los recursos hidricos. Pero,  ¿qué criterios debe darse para que una cooperativa o empresa obtenga el distintivo de Calidad garantizada?

En primer lugar, las aceitunas deben recogerse directamente del árbol, justo en el momento adecuado de maduración y cuajado. En las 48 horas siguientes, las aceitunas se muelen en grandes máquinas responsables de producir el aceite. Estos dos procesos son importantísimos para garantizar la calidad de la oliva. Una vez molido, el aceite de oliva se almacena en bodega en depósitos de acero inoxidable o recubiertos de materiales que no alteren la calidad y características de sabor y textura propias del aceite de oliva. Cabe destacar que la elaboración del aceite de oliva se realiza en distintas fases, sin alterar los tiempos de producción u obtención. Tampoco lleva aditivos físicos o químicos que pueden alterar en el producto final. Un aspecto a considerar es que la producción del aceite de oliva virgen extra con el sello Denominación de Origen Protegida debe realizarse única y exclusivamente en el territorio de la Denominación. La riqueza y variedad de las olivas obtenidas en Andalucía ha permitido que existan varias Denominaciones de Origen Protegidas en nuestra comunidad, cada una con unas características de sabor y textura muy personales. Hasta el momento, estas son las Denominaciones conseguidas (Fuente: Junta de Andalucía).

  • DOP Sierra de Cádiz, Cádiz.
  • DOP Sierra Mágina, Jaén.
  • DOP Sierra de Segura, Jaén.
  • DOP Sierra de Cazorla, Jaén.
  • DOP Priego de Córdoba, Córdoba.
  • DOP Poniente de Granada, Granada.
  • DOP Montoro-Adamuz, Córdoba.
  • DOP Montes de Granada, Granada.
  • DOP Estepa, Sevilla.
  • DOP Baena, Córdoba.
  • DOP Antequera, Málaga.
  • DOP Aceite de Lucena, Córdoba.

De todos los usos que tiene el aceite de oliva, el consumo doméstico es el más extendido entre la población. Cada año se consumen en España unos 443 millones de litros de aceite de oliva. Sin embargo, esa enorme cantidad rara vez se recicla. Bien sea por desconocimiento o por falta de formación, lo cierto es que en mucho hogares el aceite sobrante termina en el fregadero con el consecuente daño ecológico y medioambiental que implica. Después del consumo doméstico el aceite de oliva puede tener más vida. En la era de la tecnología y la comunicación 2.0 hemos olvidado que nuestras abuelas reciclaban el aceite de oliva mezclándolo con sosa caustica hasta crear jabón que usaban en la higiene cotidiana y para lavar la ropa. El aceite vertido en fregaderos, desagües, inodoros o incluso en la basura daña la red de alcantarillas, altera el funcionamiento de las estaciones depuradoras o, directamente, va a parar a ríos, acuíferos y lagos en los que aparece en forma de capa espesa. Según estudios e investigaciones desarrolladas por colectivos ecologistas, un litro de aceite puede llegar a contaminar hasta 10.000 litros de agua. No es de extrañar la necesidad de establecer un hábito de consumo responsable y eficiente con el medio ambiente.

 

Con un tratamiento de filtrado, el aceite de oliva usado en las cocinas de hogares y restaurantes puede convertirse en velas, ceras, barnices, pinturas, hasta incluso en combustible ecológico. Algunas empresas trabajan en la  producción de combustible con materias primas procedentes de la naturaleza o del desecho del cultivo. Un ejemplo es la gasolina hecha con huesos de aceitunas. Sin duda, es una alternativa 100% real y eco-friendly. Salvo excepciones, estas empresas son minoritarias. Es necesario realizar un ejercicio de divulgación y comunicación para que la ciudadanía sea consciente de la importancia que tiene un hábito de vida saludable tanto a nivel individual como global con el medio ambiente. Llegados a este punto habría que preguntarse ¿dónde puede el consumidor depositar el aceite de oliva usado? Existen puntos de recogida distribuidos por todas las ciudades españolas que garantizan un uso adecuado de este residuo. En este enlace puedes ver más información sobre la importancia que tiene el reciclaje del aceite de oliva; un sencillo gesto con el que ganas tú y el medio ambiente.

 


Deja un comentario