Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies.

Vale Leer más

Andalucía inicia los trabajos para conseguir una colección internacional de aceite de oliva virgen extra

Publicado el 25 de mayo de 2015.

Andalucía inicia los trabajos para conseguir una colección internacional de aceite de oliva virgen extra

 

Junto al jamón o la paella, el aceite de oliva virgen extra es uno de los artículos de origen español más consumidos por millones de personas en todo el mundo. Cada vez es más común encontrar oro líquido en bares, restaurantes y tiendas de ciudades tan dispares como Tokio, Londres, París o Nueva York. La calidad y el sabor son algunas de las razones que justifican el éxito del aceite de oliva andaluz en el planeta. Andalucía es la comunidad autónoma con mayor producción anual de aceite de oliva virgen extra, en las variedades Picual, Hojiblanca y Arbequina, entre otras. Por ciudades, Córdoba, Sevilla, Jaén y parte de la provincia de Málaga (poblaciones como Antequera), lideran el ránking nacional en términos de toneladas, exportaciones y unidades. La industria del aceite es uno de los puntales económicos más importantes de Andalucía. Genera centenares de puestos de trabajo directos e indirectos, además de emplear energías renovables y respetuosas con el medio ambiente.

OLivos

En su apuesta por la internacionalización, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, a través del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (IFAPA), ha iniciado los trabajos necesarios para conseguir una colección exclusiva de aceites de oliva virgen extra destinados a la venta de carácter internacional. El punto de partida está en el Banco Mundial de Germoplasma de Olivo (BGVA) y en las instalaciones de IFAPA Córdoba, ambos ubicados en la Alameda del Obispo, Córdoba. En este centro de vanguardia internacional se analizan más de 2000 variedades de oliva con posibilidades de convertirse en aceites generosos y de un sabor excepcional. La trascendencia de la investigación es clave porque esas nuevas especies serán muy útiles para luchar contra enfermedades, plagas e imprevistos medio ambientales. Las nuevas variedades se dieron a conocer en unas jornadas organizadas por el IFAPA, bajo el nombre de ‘Descubre la colección mundial de variedades del olivo: fuentes de diversidad, aromas y sabores’.  Las sesiones informativas terminaron con una cata de aceites de oliva virgen extra. Dos de color verde intenso y sabor fuerte, variedad ‘Izmir Sofralik’ de Turquía, y ‘Arroniz’ del Norte de España. Dos de sabor frutal medio, ‘Mixani’ procedente de Albania, y ‘Wardan’ de Egipto. Finalmente, dos más de tipo frutado maduro, variedad andaluza ‘Racimal’ y ‘Alfara’ de origen Alicante.

  • Activos para luchar contra enfermedades y plagas

En el marco de las jornadas, la directora del centro IFAPA Córdoba, Carmen Ortiz, subrayó la importancia que tienen las investigaciones realizadas en el centro cordobés, así como la inmensa riqueza del Banco de Germoplasma del Olivo a nivel mundial ubicado en las inmediaciones de la Alameda del Obispo. El Banco de Germoplasma del Olivo es una realidad gracias al esfuerzo conjunto entre la Universidad de Córdoba (UCO), la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y la Junta de Andalucía. Este centro de investigación integra alrededor de 885 variedades de olivar procedentes de más de 24 países. Hay que mencionar que cada uno de esos perfiles podrían adherirse a la catalogación Aceites de Oliva Virgen Extra (AOVE) de calidad.

El Banco de Germoplasma fue creado en 1970. Desde entonces, el objetivo del centro ha sido evaluar y documentar la evolución del olivar a nivel andaluz, nacional e internacional. La importancia de este lugar es clave porque algunas de las variedades de olivar alojadas en el banco podrían convertirse en soluciones eficaces para frenar el desarrollo de enfermedades como la “Xylella Fastidiosa”, bacteria que ha sembrado la desesperación entre los agricultores del Sur de Italia y que pone en jaque a los agricultores españoles. Algunas de las funciones más importantes de este centro internacional son las siguientes:

-Recolección de germoplasma en forma de semillas, explantos o polen.

-Gestión de las diferentes colecciones de germoplasma.

-Desarrollo de técnicas de propagación de especies amenazadas.

-Valoración de la diversidad genética de todo el material.

-Informatización de todas las semillas de forma que cualquier miembro del equipo pueda acceder rápidamente a la información.

-Colaboración y comunicación continua con otros bancos de germoplasma, jardines botánicos e instituciones similares.

-Intercambio de semillas con otras instituciones públicas.

-Conservación  y donaciones de germoplasma.

-Ejecución de programas de divulgación a través de cursos, talleres y seminarios.

Más información aqui.


Deja un comentario